2111

Oikos, Oikonomos y Oikodomeo, la Iglesia Celular

23 mayo, 2013

“Por eso, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia (oikos) de Dios. Ef. 2:19-22

 

No os asustéis con las palabras. Suelen parecer raras, pero sus significados son apasionantes. Oikos, Oikonomos y Oikodomeo, son términos bíblicos para la edificación del cuerpo de Cristo, estaremos compartiendo tres artículos sobre la definición y descripción de estas palabras que vienen del griego.  Nuestro énfasis será en la primera de las palabras, Oikos, que significa, “hogar;  familia o grupo íntimo”.

Según el escritor Beckham[1] , no es el jugador de fútbol, dijo; “ la Reforma Protestante fue una revuelta contra la autoridad papal, pero no contra el concepto romano de la Iglesia como institución”. Además Beckham hace algunas preguntas inquietantes sobre la iglesia hoy.

• ¿Por qué la Iglesia resulta tan poco efectiva a la hora de confrontar y aportar respuestas a los problemas y necesidades de la sociedad actual?
• ¿Por qué tantos pastores y líderes cristianos terminan agotados y defraudados?
• ¿Cómo podemos cambiar nuestro patrón de «convertir almas» al de «hacer verdaderos discípulos»?

Al principio de la década de 70, Ralph Neighbour[2], un  Pastor Americano, popularizó el término Oikos, hoy muy conocido para aquellos familiarizados con el vocabulario de iglesias celulares[3]. Cuando mi esposa Sonia y yo conocimos la Iglesia celular, nuestros corazones  latían al descubrir el valor de los hogares (oikos) en la expansión del Reino de Dios, la edificación  a través de cristianos amorosos y la preocupación con nuestros amigos y compañeros ( Lo que al principio parecía un modismo, luego se transformó en una poderosa estrategia para traer personas a Cristo).

El término Oikos es la palabra griega (sin equivalente exacto en castellano),  que se refiere tanto a la vivienda, como al ambiente vital de la familia (casa, hogar), como al grupo de personas que habita en él (familia como un todo), incluía  a los siervos y a las personas más allegadas, etc.  En la familia de Dios, no había extranjeros ilegales ya que todos eran ciudadanos del Reino, no necesitaban ser personas empadronadas en la ciudad, ya su herencia y nacionalidad era  el Reino de Dios,  pues habían sido compradas por la sangre de Jesús. El oikos, o familia de Dios, es nuestro círculo de relaciones, nuestros amigos , personas con quien convivimos, salimos o compartimos experiencias. Según Mario Vega[4], dentro de las paredes de la casa se concentraba la vida familiar, laboral y social. Cuando el cristianismo surgió fue a instalarse directamente dentro del oikos afectando con ello todas las áreas de la vida.

La Iglesia como el oikos theou (casa  o familia de Dios), es la reunión de personas que tienen un sentido de de que pertenecen los unos a los otros. Todos se necesitan; todos son importantes y todos tienen una misión común. La familia de Dios valoraba la comunión, se realizan en el hogar para el núcleo familiar con la intención de consolidar la relación con Dios y  las relaciones entre sí de los que la integran, por medio de la meditación de la Palabra y la oración. ¿Esto significa que cualquiera reunión bíblica en un hogar es un oikos? No necesariamente. Las reuniones hogareñas pueden ser de varios tipos, como células de oración; de evangelismo, para plantación de iglesias; etc. El término oikos se justifica por tener relaciones afines, más allá del encuentro.

El oikos - estrategia para alcanzar a nuestros amigos.

He sido pastor de células (cuando salí de esta iglesia yo pastoreaba 42 células y habíamos entrenado a 108 líderes). Durante muchos años, Sônia y yo hemos sido líderes y supervisores de células (un supervisor generalmente supervisa a 4 células). Teníamos nuestra lista de oikos (los amigos por los cuáles orábamos para que vinieran a Cristo) y dentro ellos, había una pareja muy amiga. Él era más abierto al evangelio, pero ella no. Les invitamos algunas veces para ir a nuestra iglesia y nunca venían. Las puertas se abrieron cuando les invitamos a un encuentro solo de personas no creyentes en nuestro hogar. Era nuestro oikos, grupo de personas que queríamos alcanzar para Jesús. Ellos vinieron, participaron y se quedaron. Hoy son miembros de la familia de Dios. Echo de menos a todos aquellos que pertenecían a mi oikos.

El círculo de influencia o oikos de cada cristiano es su campo misionero, por dónde debe empezar a cumplir su función de ser sal y luz. Infelizmente no fuimos enseñados a valorar esto. Las estadísticas están hartas en decir que la mayoría de las personas son alcanzadas a través del contacto con sus amigos.

Estrategia. Cada creyente debe identificar a estos contactos de oikos (relaciones naturales) y luego comenzar a orar diariamente por cada uno de ellos, pidiendo a Dios que abra los corazones al mensaje del evangelio. El siguiente paso es el de servir y bendecir a estos oikos.

Por último, invítalos a un evento de alcance en la célula o en la celebración. Una forma eficaz de abrir corazones y atraer personas es a través de eventos sociales.

Una vez que identificamos los lazos que forman nuestro oikos, el paso siguiente es orar por aquellas personas a quiénes deseamos llevar a Cristo. Se hace necesario profundizar la amistad con el oikos. Siempre es posible acercarnos más a las otras personas. Al hacerlo, descubriremos que cada persona tiene una necesidad que llenar. Entonces es cuando el cristiano debe andar un kilometro más. Debemos hacer por esa persona lo que nadie más haría. El andar ese kilometro extra dejará una impresión perdurable en la otra persona, que preparará el terreno para la siembra de la Palabra.

Es costumbre de las  Iglesias celulares tener la lista de oración por los amigos y contactos que cada participante tiene en la lista del  oikos, o sea, una lista con los nombres de sus amigos y contactos con los problemas que ellos están enfrentando. Estos son pasos que deben de dar para acercarse y bendecir sus vidas, además de ayudarles, servirles, amarles, a fin de estrechar las relaciones y así invitarles al oikos que está orando por sus problemas.

En otras palabras, es evangelismo a través de amistades. En general, suelen ser irresistibles.



[1] Beckham, William, Segunda Reforma, La: Un nuevo estilo de vida celular para la iglesia (editorial Clie). Sugiero con entusiasmo la lectura del libro sobre el oikos y la iglesia en los hogares.

[2] Consulte www.cellgrouppeople.com para más información sobre el autor

[3] una iglesia puede ser en o con células, dependiendo de la filosofía adoptada

[4] Mario Vega es pastor de la Iglesia Elin, en El Salvador, hoy con casi 150.000 miembros (http://www.elim.org). º

Etiquetas: , , , , , , , ,

m4s0n501